¿Es útil el diccionario para que los lectores descubran el significado de palabras desconocidas? -2-

logo escaneado 2

1.- La estrategia “Clarificamos el significado”

En la entrada anterior reflexionaba sobre la necesidad de enseñar a los estudiantes a manejar y regular procesos de pensamiento estratégicos (estrategias metacognitivas), como alternativa al uso del diccionario, para descubrir el significado de palabras desconocidas. (Ver la entrada “¿Es útil el diccionario para que los lectores descubran el significado…. -1-“)

Se proponía un ejemplo práctico de desarrollo de una estrategia que denominábamos “Clarificación del significado“, en tres fases.

Dichas fases las describimos en la figura 1:

Figura 1: Fases de desarrollo de estrategias metacognitivas

Como materiales de apoyo se utilizan:

  1. El mural de la estrategia (figura 2, en formato cartulina)
  2. La plantilla individual del alumno (figura 2, en formato A4)

Ambos materiales incluyen los componentes de la estrategia a trabajar. Mientras que el primero (el mural) le sirve al docente como apoyo en la primera fase, el segundo (la plantilla individual) es utilizada los estudiantes para el trabajo en la segunda fase, tanto en trabajo de pequeño grupo, como en individual.

Figura 2: Componentes de la estrategia “Clarificamos el significado”

2.- ¿Qué son los componentes?

Son fragmentos de conocimiento metacognitivo que definen la estrategia en su conjunto, y que se trabajan para facilitar así el aprendizaje global de la estrategia, desde el conocimiento particular de cada uno de dichos procesos estratégicos.

Cada componente representa un específico conocimiento a adquirir por los alumnos a través de las actividades programadas.

Se indican con una frase de tipo reactivo, que orienta y genera una conducta estratégica, y que induce a reflexionar sobre los aspectos cognitivos de ese componente en relación a la tarea.

3.- Primera fase de la estrategia “Clarificamos el Significado

Cualquier programa de aprendizaje de enseñanza directa de estrategias metacognitivas conlleva llevar a cabo un proceso de andamiaje, cuyo objetivo es que el docente traspase al estudiante, de un modo progresivo, la responsabilidad del manejo de la estrategia que se está trabajando. Dicho proceso comporta por parte del profesor:

  • Desvelar, mostrar o modelar claramente frente a los estudiantes el sentido de la estrategia globalmente, y cómo utilizar los componentes de la misma.
  • Dar a los alumnos la oportunidad de utilizar dichos componentes, en trabajo en grupos, bajo su supervisión.
  • Ofrecerles retroalimentación al alumno, y fomentar que éste autoevalúe su compentencia en el manejo de los componentes de la estrategia que se hayan trabajado.

En esta primera fase (Fase de clarificación), los estudiantes observan el discurrir del pensamiento en voz alta del profesor, con el objetivo de que éste modele el sentido de la estrategia y la utilización de sus componentes.

Para ello, recomendamos dos sesiones:

  • En la primera de ellas, el objetivo es presentar a lo estudiantes el significado y sentido de la estrategia y sus componentes.
  • En la segunda, el profesor lee un texto previamente seleccionado, y modela en la práctica cómo utilizar los componentes. Para ello, descompone aquellas palabras que él considera son desconocidas para los alumnos y propone una hipótesis de significado; o vuelve a leer y continúa leyendo el texto con la finalidad de buscar aquellas pistas que le revelen el significado, sugiriendo posteriormente también un significado posible de las mismas.

He aquí un fragmento de esa primera sesión (tomado de Calero, 2012, con alumnos de 4º de Educación Primaria):

Profesor: (Tras colocar el mural de la estrategia -figura 2- junto a la pizarra).

-“Hoy vamos a comenzar a trabajar la estrategia “Clarificamos el significado”. A mí me ha pasado alguna vez que, al leer un libro, he tenido problemas cuando no he entendido el significado de algunas palabras o frases. ¡Y cuando eso ocurre, es fatal!, uno termina por no comprender lo que ha leído”.

-“!Ah!…pero yo también he aprendido… que hay algunos trucos para poder solucionar ese problema y clarificar o aclarar el significado. Voy a enseñaros algunos de esos trucos que yo utilizo. Seguro que os van a dar muchas pistas sobre cómo descubrir el significado de esas palabras que nunca habéis oído y que son desconocidas para algunos de vosotros”.

-Me pregunto….“¿Qué significa clarificar”? (escribiendo esa palabra en la pizarra)

–Emilio: “Ya lo ha dicho usted, clarificar y aclarar es lo mismo, porque no sabemos lo que significa y nos aclara las palabras que no sabemos”.

–Profesor: “¡Bien!. Así es, cuando yo os dije ‘clarificar’, igual alguno de vosotros no entendió lo que significaba esa palabra; sin embargo, os dije a continuación… ‘oaclarar’.

-“Después de ‘clarificar’ os dije dos nuevas palabras: ‘o’ y ‘aclarar’. Seguro que Emilio ha entendido mejor ‘aclarar’ que ‘clarificar’, ¿no? A mí también me hubiese ocurrido como a vosotros, que ‘aclarar’ la hubiese entendido antes que ‘clarificar’. El truco es que yo sé que la vocal ‘o’, que va entre esas dos palabras es una pista muy importante. A veces, para entender lo que significa la primera de ellas ‘clarificar’, que es más difícil de entender, los autores, cuando escriben un libro, ponen después la vocal ‘o’ y, a continuación, otra que ‘aclara’ el significado de alguna palabra difícil”.

-“Clarificar … se entiende ahora mejor, ¿verdad? Siempre que yo leo la vocal ‘o’ entre dos palabras de un texto, pienso que la segunda palabra me… ‘clarifica’ o… ‘aclara’ el significado de la primera si no la he entendido”.

-“¡Ese es uno de los trucos que tenéis que aprender!”

-“Además, yo también sé que clarificar, o aclarar, son dos palabras que significan lo mismo, son sinónimas. Por eso, los autores, a veces, cuando ponen una palabra difícil añaden a continuación ‘o’ y otra palabra después que es sinónima de la primera y aclara su significado. Yo suelo fijarme en eso mucho”.

-“Bien, sigamos. Los trucos o pistas para descubrir el significado están escritos aquí en el mural de la estrategia. Os leo estos cinco trucos y pensaré cómo yo los utilizo, para que vosotros también aprendáis a utilizarlos”.

–Emilio: “Yo ya sé un truco, que es buscar en el diccionario o en internet, es el número 5”.

–Profesor: “¡Ya!, ya veo que has leído el último componente de la estrategia que hay aquí en el mural; pero no siempre tenemos un diccionario a mano, o un ordenador”.

–Emilio: -“¡Pero y si tengo un teléfono con conexión a internet!” (Risas)

–Profesor: “¿Y qué ocurre cuando tampoco tienes el teléfono?…En ese caso, deberías aprender los otros trucos que hay en el mural

  • Los mejores trucos para averiguar el significado de palabras, ¡y que nunca se olvidan! son los que tú utilizas pensando y reflexionando sobre esas palabras, no los que nos ofrece un diccionario o un ordenador. Sabéis qué pasa cuando utilizáis el diccionario, pues que muchas veces se olvida el significado de la palabra que hemos buscado, ¿a que sí?”.

-“Está claro, para mí es más fácil olvidar lo que significa una palabra si su significado lo he descubierto en un ordenador o en un diccionario, porque cuando me dicen lo que significa es que yo no he pensado mucho en esa palabra”.

-“Sin embargo, cuando utilizo estos trucos volviendo a leer y pensando durante un tiempo cuál sería su significado y lo adivino, parece como si ya no se me olvidara nunca más lo que significa”.

-“Bien, sigo con lo que yo estaba pensando sobre cómo aprender el significado de esas palabras desconocidas. Aquí en el mural, el primer truco nos dice que para clarificar el significado de palabras desconocidas…las descomponemos en partes”.

-¿Qué significa ‘des-componer’?

(Escribe en la pizarra la palabra ya segmentada “des-componer”)

-“En esta palabra hay una parte de ella (la subraya), que es ‘componer’ que yo la entiendo perfectamente…así, cuando compongo un rompecabezas, cojo sus piezas y las ordeno, las organizo componiendo una figura. Pero esa otra parte de la palabra ‘des’ delante de componer significa algo, y posiblemente cambia el significado de componer”, ¿no?. ¿qué creéis vosotros?”

–Ana: “¡Claro!, la parte ‘des’ es hacer lo contrario de componer, o sea, deshacer, como hace mi hermana con mis cosas, las descompone, me las deshace”.

–Profesor: “¡Muy bien! Es decir, componer es colocar todo en su sitio, hacer un puzle, y si ponemos delante el trozo ‘des’, ahora ya cambia el significado a lo contrario, y ahora significa descolocar, deshacer”.

(Escribiendo ahora la palabra ‘prefijo’ en la pizarra).

-“Yo sé que esos trozos que se colocan delante de una palabra, y que hacen que cambie su significado se llaman prefijos. Hay muchos prefijos (ya los iremos viendo). Y siempre que leamos y encontremos un prefijo como ‘des’, nos fijaremos en él para ver cómo modifica el significado del otro trozo de palabra para que ésta signifique lo contrario: des-contento, des-acuerdo, des-asistir…des-decir…

“Bien, otros trucos yo los sé por los siguientes componentes de la estrategia, ‘volvemos a leer para comprender’ y ‘continuamos la lectura para descubrir otras pistas y entenderlo mejor’.

-“A mí alguna vez me ha ocurrido que en una ‘re-lectura’ de un texto que ya había leído antes he encontrado otros trucos en palabras ya leídas, que me clarificaron una palabra desconocida que no había comprendido”.

-“Por cierto, fijaros por favor en ese prefijo que os he dicho ‘re’ que va delante de la palabra ‘lectura’ ¿Verdad que leer y re-leer no significan lo mismo? Ese prefijo ‘re’ ha cambiado el significado de leer”.

-“Sabemos lo que es leer, pero si delante lleva ‘re’ significa volver a leer”.

–Juan: “¿Y cuáles son esos trucos en las palabras ya leídas del texto que clarifican lo que significan otras que son desconocidas?”

–Profesor: “Voy a escribiros en la pizarra una frase de un libro que he elegido de la biblioteca del aula, el que trata sobre la historia de Federico, en el que hay una palabra desconocida para algunos de vosotros, y luego voy a hacer una relectura de esa frase, para descubrir una de esas pistas que me clarificaron lo que significa esa palabra desconocida”.

(Escribe en la pizarra la siguiente frase, subrayando la palabra suspicaz)

Federico es muy suspicaz, y sin embargo confía en los demás a veces

-“¿Qué significa la palabra suspicaz? Si yo hago una relectura del texto, ¡aquí está!, he encontrado el truco. Se trata de la expresión ‘sin embargo’, que es la pista que necesitaba para hacer una hipótesis de lo que significa suspicaz”.

-“Yo sé que, cuando los escritores incluyen esa expresión ‘sin embargo’ después de una palabra que no sé lo que significa, en ocasiones me están diciendo que, en las palabras siguientes a ‘sin embargo’ hay una pista de un significado contrario al de la palabra desconocida”.

-“O sea, después de ‘sin embargo’, yo leo: ‘… confía en los demás a veces’. Por tanto, lo contrario de ‘confiar en los demás’ es ‘desconfiar en los demás’.

-“¡Eso es! Mi hipótesis inicial sobre lo que significa ‘suspicaz’ es ‘ser desconfiado’, ¿no? ¡Ya entiendo la frase completa! Federico es muy desconfiado”.

-“A mí me gusta investigar lo que quieren decir las palabras haciendo hipótesis sobre lo que significan, con pistas como ésta…”

–Javier: “¿Y si no encuentras esas palabras que te clarifiquen lo que significa suspicaz?”

–Profesor: “Yo te aseguro que esa pista ‘sin embargo’, y otras, abundan en los textos que leemos, y lo que hay que hacer es convertirse en detectives para encontrarlas ¿jugamos a ser detectives?… En todo caso, y como último recurso, existen los compañeros con los que intercambiar ideas para descubrir lo que significan las palabras, ¡o, incluso el diccionario o internet!, como decía Emilio, pero eso ya como último recurso, tras haber pensando antes sobre la palabra y sus posibles pistas en el texto”.

-Calero. A. (2011) Cómo mejorar la comprensión lectora. Estrategias para lograr lectores competentes. Wolters Kluwer. Madrid.

!Saludos a mis colegas peruanos y mexicanos!

A. Calero

@acalero1

 

 

Deja un comentario