El propósito de lectura como estrategia de comprensión lectora

Organizador gráfico para hacer predicciones o plantearse un propósito de lectura ©comprension-lectora.org

Antes de empezar a leer, cuando los estudiantes se plantea un propósito específico de lectura de un texto, añaden una motivación extra a su deseo de leerlo y comprenderlo. El que se planteen, o no, un propósito o una razón para leer algo afecta y condiciona su nivel de comprensión lectora. Esa estrategia previa de lectura, ese propósito que se construye habituando a los alumnos a autopreguntarse acerca de ¿por qué deseo leer ese libro?, ¿qué quiero aprender?,¿qué me interesa del texto que voy a leer?, contribuye al desarrollo de conocimiento metacognitivo basado en la toma de decisiones de “planificación” y “control” de la comprensión que se va construyendo al leer, y en tratar de concretar lo que es importante en el texto, lo que debe ser recordado, y las estrategias que pueden utilizarse para comprenderlo.

Los lectores determinamos lo que es importante en un texto apoyándonos en nuestras razones por leerlo, tratando de localizar una información concreta, y decidiendo qué parte del mismo no es relevante y cuál es aquella en la que podemos concentrarnos. Y los métodos tradicionales de lectura no han contribuido mucho a crear lectores autónomos que decidan leer apoyándose en propósitos personales de lectura, han generado lectores dependientes del contenido del texto, que se han dado a la tarea sin saber por qué o para qué leen, porque habitualmente se ha creído que poco o nada de nuestros pensamientos previos podría influir en la comprensión del texto:

“Aquellos estudiantes que carecen de una razón para leer un texto usualmente pierden interés en lo que están leyendo, y fracasan en la construcción de comprensión lectora. Es difícil recopilar ideas de un texto cuando no sabes por qué lo estás leyendo” (Tovani, 2000:20)

©comprension-lectora.org. Mural para el modelado de la estrategia “Me planteo un propósito de lectura”. Imágenes insertadas con autorización de depositphotos.com

Como consecuencia, en lugar de “mandar” leer a los estudiantes sin un propósito personal previo, aprovechar sus conocimientos y las pistas externas e internas de naturaleza textual y no textual en forma de títulos, dibujos, fotografías, gráficos, etc que contienen los textos narrativos e informativos que hoy el mercado editorial ofrece, representa un recurso de gran valor pedagógico para el diseño de procesos de instrucción que estimulen que el alumnado de Educación Primaria cree sus propios objetivos de lectura.

Tovani, C. (2000). I read it, but don´t get it. Stenhouse Publishers Portland, Maine.

@acalero1

1 comment for “El propósito de lectura como estrategia de comprensión lectora

Deja un comentario